11 Dic

Nuestra institución se destaca por el compromiso y el talento demostrado por los estudiantes en los modelos ONU. Santiago Echeverri Quintero, nuestro alumno de 1ère économique et sociale (décimo de bachillerato con énfasis económico y social) e integrante de este reconocido Modelo, es un maravilloso ejemplo de perseverancia, disciplina y pasión. A continuación nos complace compartirles la entrevista que nos concedió en el Liceo:

¿Desde hace cuando comenzaste a hacer parte del Modelo ONU y por qué?

Mi historia en los Modelos ONU comenzó cuando yo estaba en 5ème (sexto de bachillerato). La verdad tomé esa iniciativa porque vi este Modelo como una oportunidad para sentirme a gusto exponiendo. Yo siempre había sido una persona muy tímida, le tenía miedo a hablar enpúblico y a mostrar de qué era capaz. Decidí unirme a este proyecto para tener la capacidad de poder expresarme y dejar a un lado los impedimentos por la pena o el qué dirán. Yo no me esperaba que ese Santiago tímido de hace varios años se fuera a convertir en quien es ahora gracias al Modelo ONU; ha sido muy bonito ver mi evolución.

¿Cómo el Modelo ONU te ha ayudado en tu formación personal y académica?

En el aspecto académico el Modelo ONU me ha servido mucho porque logré descubrir que mi pasión son las ciencias políticas, y que quiero realizar mi carrera profesional en el instituto de ciencias políticas de Poitiers – Francia (SciencesPo Poitiers). Así mismo el Modelo ONU me ayudó a entender que debo seguir mis propios gustos y ser fiel a mis decisiones. Por ejemplo, mis papás tenían la expectativa de que yo me decidiera por un énfasis científico y que quisiera estudiar física, medicina o bilogía. Pero yo elegí seguir el camino económico y social en el colegio para después hacer mis estudios en ciencias políticas. Mi decisión les dio muy duro al principio pero hoy en día se sienten muy orgullosos de mis logros y me brindan todo su apoyo, lo cual es muy importante para mí.

En la parte personal el Modelo ONU me ha servido para conocer muchas partes, para abrir puertas y para tener contactos en diferentes países. En pocas palabras el Modelo ONU me hizo lo que soy hoy en día.

¿Qué sientes que ha cambiado en ti gracias a este proyecto?

Hoy en día soy un Santiago mucho más sensible, un Santiago que quiere saber lo que está pasando en el mundo y contribuir. También me he convertido en un Santiago con mucha más cultura general, en un joven al cual le encanta leer prensa y estar al tanto de los temas de actualidad.

Cuéntanos sobre tu experiencia en el Modelo de la UNESCO.

Del 16 al 29 de julio de 2017 estuve en este Modelo realizado por el “centro por la paz” de la UNESCO en Frederick, una ciudad cerca de Washington. Todo comenzó porque un muy buen amigo, con excelentes resultados en los Modelos ONU de Cali, me invitó a que participara por una beca para asistir a este modelo. Tras nuestra conversación decidí postularme y trabajé con dedicación para ganármela. A los jurados les gustó mucho mi perfil y me otorgaron una beca del 50% (1.400 dólares), la cual me permitió viajar y hacer parte de este campo de verano de la UNESCO en Frederick.

Esta experiencia marcó un antes un después en mi vida: conocí muchas personas de otros países, reforcé mi inglés gracias a las ponencias que debí realizar, recibí una mención honorifica por mi trabajo, y lo más importante, me di cuenta que esto es lo que me gusta y que a pesar de ser joven puedo aspirar desde ya a ser un gran politólogo.

También debo resaltar que en este modelo además de escuchar conferencias de embajadores, líderes mundiales y filósofos, recibí clases de ciencias políticas, negocios internacionales, expresión oral y corporal, entre otras. Así mismo tuve el gusto de viajar a Washington para conocer el Capitolio y la sede de la ONU…esto fue un sueño hecho realidad.

Estamos al tanto de que también participaste en un Modelo ONU en México. ¿Cuándo y cómo fue esta experiencia?

En el modelo de la UNESCO me llevé muy bien con una mexicana, la cual me invitó a asistir al modelo interno del Tecnológico de Monterrey en Toluca – México. Para viajar en el mes de octubre, hice una rifa de un cuadro y gracias al apoyo de mi familia y de mis amigos pude costear mi viaje.

Este modelo fue muy bonito para mí porque, a pesar de ser el único colombiano y de estar con estudiantes ya de nivel universitario, me destaqué por mis conocimientos y aprendí mucho. Así mismo volví a ver amigos que había hecho en Frederick, probé comida mexicana y conocí más acerca de esta cultura. La verdad en un futuro cercano me encantaría llevar a alumnos del Liceo a este Modelo para que vivan la maravillosa experiencia que yo viví.

¿Actualmente estás apoyando a los estudiantes del Liceo que hacen parte del Modelo ONU?

Después de estas experiencias y bajo mi iniciativa, cada 15 días (generalmente el sábado o el domingo) hago reuniones en mi casa con alumnos entre los 13 y 17 años que están en proceso de crecimiento en el Modelo ONU. Mi objetivo es brindarles apoyo, hacer simulacros para que se preparen para el Modelo y otorgarles un espacio en el cual puedan explotar su talento discursivo. Estas reuniones han sido muy agradables para todos y han generado muy buenos resultados, puesto que la mayoría de los estudiantes que están asistiendo a estos refuerzos se han ganado recientemente menciones en los Modelos locales.

¿Cómo te ves en un futuro?

Pienso realizar mi carrera de ciencias políticas y después de esto tengo varios panoramas en mente. Podría ser político, o trabajar en consultoría política, o ser embajador de Colombia en algún lugar del mundo…o por qué no… aspirar a la presidencia de la república.

¿Les recomiendas a los estudiantes hacer parte del Modelo ONU? ¿Cuál sería tu consejo para ellos?

Sí, les recomiendo el Modelo ONU porque gracias a este podrán adquirir una muy buena expresión oral, la cual les servirá mucho en la vida. Así mismo se los recomiendo para que comiencen a construir desde jóvenes una buena hoja de vida llena de logros, reconocimientos y experiencias; esta no sólo les servirá en un futuro para su carrera universitaria y profesional, sino también para recordarles las maravillosas cosas que pueden lograr. Finalmente, les recomiendo hacer parte del Modelo ONU porque es una experiencia increíble en la cual no perderán nada y ganarán mucho.

Mi consejo es que no tengan pena de hablar en público o de equivocarse, la experiencia se irá ganando poco a poco. Y lo más importante, les aconsejo que no tengan miedo de ser quienes son.

Si les gustó esta entrevista y desean obtener mayor información acerca del Modelo ONU, los invitamos a escribirnos al correo sandra.caicedo@lfcali.edu.co

 

Leave a Comment